Buscar este blog

Mostrando las entradas con la etiqueta hector sanchez. Mostrar todas las entradas
Mostrando las entradas con la etiqueta hector sanchez. Mostrar todas las entradas

viernes, 15 de julio de 2016

Iku Lobi Ocha (La muerte parió al santo) ¿Porque?

iku-lobi-ocha-la-muerte-pario-al-santo
Iku Lobi Ocha (La muerte parió al santo) es probablemente una de las frases que primero escuchamos cuando comenzamos a adentrarnos en el mundo de las religiones afro-hispanas y es probablemente la que más se ocupa para justificar cosas que no tienen que ver con Ocha.
En concreto esta frase se usa para engatusar a los neófitos y convencerlos de que para hacer Santería tienen que rayarse en Palo Monte.

La interrogante entonces seria: Esta frase justifica que yo tenga que rayarme para hacer Santería?
En primera instancia hay que entender que dentro del Sistema de creencias Yoruba, se cree en tres entidades principales. En primer lugar se encuentra un Dios único entendido de tres formas distintas. O sea. Olodumare, Olofi y Olorun. Que son el orden universal, el creador y la fuerza vital del sol respectivamente.

En Segundo lugar, se cree en Los Orishas. Ellos son emanaciones de Olofi, y encarnan una dimensión doble pues por un lado son análogos a las fuerzas de la naturaleza, y por otro lado contienen arquetipos de personalidad y características humanas.
En tercer lugar existen los Eggun que son los muertos, o más correctamente los antepasados o ancestros. Ellos tienen un papel tan importante en la religión de Regla Ocha que se los atiende antes de cualquier ceremonia religiosa.

Algo muy básico que hay que notar es que en este brevísimo bosquejo de creencias Yoruba que acabamos de revisar no figuran cosas como Nfumbes o Guías espirituales. Ellos pertenecen a otras religiones que no son regla Ocha y en consecuencia, en general se considera que es un error incluir en la práctica, salvo que se practiquen algunas religiones Afro Hispanas como la Regla Kimbisa o el Espiritismo que si llegan a tomar elementos de varias practicas Africanas, y Europeas para incluirlas en las propias.

Esto implica que la frase Iku Lobi Ocha, no hace referencia a rayarse como ingenuamente suponen muchos y no nos obliga a ser Paleros para ser Santeros.

Entonces. De donde viene y que significa la tan sonada frasecita?
La frase tiene a mi modo de ver (No pienso pretender ser última palabra sobre el tema) tres explicaciones. Una histórica, otra religiosa y una más social.

Explicación histórica.- Varios de los Orishas a los que hoy se venera en calidad de entidades sacras, fueron de hecho personajes históricos. Grandes reyes y guerreros del pueblo Yoruba cuya importancia fue tal que terminaron por deidificarse.

Algunos de ellos son: Oduduwa, Shangó y Oggun.
Sin embargo bien se sabe que en un sistema Teocrático como lo es el sistema de gobierno de los Yoruba, los gobernantes eran considerados divinidades vivientes y en consecuencia se los trataba como tales. Sin embargo, cuando por la edad las facultades del gobernante se veían mermadas, este, debía retirarse y se le obligaba a suicidarse. De allí por ejemplo que el Shangó histórico muriera por su propia mano.

El asunto es que reyes como Shangó u Oduduwa alcanzaron su carácter de divinos solo después de morir. Por ese motivo Iku, la muerte es la que hace al Santo.

Explicación religiosa.- Esta explicación obedece a una historia sobre la creación del mundo y el nacimiento de los Orishas. Como se sabe la tradición oral tiene la problemática de que con frecuencia se pueden hallar distintas versiones de una misma historia (por ejemplo, existen versiones donde Oduduwa completo la creación y otras donde Obbatala lo hizo) La historia en cuestión habla sobre Yemayá siendo la madre universal y dando a luz a las entidades sacras.

PATAKI DE YEMAYA:
Bibliografía. "Cuando los dioses hablan", Pinto Morales Olivia F. Universidad Austral de Chile, 2005
Los únicos dos hijos de la pareja creadora que formaron Oddudúa y Obatalá, fueron Yemayá y Aggayú. Estos también se casaron y tuvieron un solo hijo al que llamaron Orungán. Pasó el tiempo y Orungan, convertido en un hombre, se enamoró de la madre. Un día, aprovechando la ausencia del padre, trató de poseerla por la fuerza.

Yemayá huyó llena de terror hasta que cayó desfallecida a orillas del mar. Sus senos se dilataron hasta convertirse en dos enormes fuentes de agua que formaron un lago. De su vientre surgieron Shangó Dios del rayo y del trueno; Olokún Dios de las profundidades del mar; Oggún Dios de la forja y los metales; Chakpana Dios de las viruelas; Orisha Oko Dios de la agricultura; Dadá Diosa de los vegetales; Ochosi Dios de la caza; Olosá Dios de la laguna; Oke Dios de la montaña; Orun Dios del sol; Oshún Diosa de los ríos y la dulzura; Oyá Diosa de los vientos y Obbá Diosa del amor.-
La situación aquí es que existen personas que interpretan el que Yemayá desfalleciera como que Yemayá de hecho murió y a partir de esa muerte tienen lugar estos nacimientos milagrosos. Por ese motivo también se puede decir que la muerte fue quien al final dio lugar al Santo.

Explicación social.- En muchas sociedades africanas el padre tiene un papel central en sus estructuras familiares. (Aunque en ocasiones este papel lo juega el hermano de la madre). El padre por ese motivo tiene la obligación de ser el proveedor de sus hijos mientras viva. Por este motivo el hijo tiene una obligación hacia su padre que se manifiesta en la importancia de los funerales paternos. Debido a que estos tienen que ser organizados y pagados por el hijo y por consiguiente se convierten en el primer gesto de independencia del hijo. Dicho de otro modo, la atención al ancestro es la primera acción de un adulto en plenitud en muchas sociedades africanas. Por ese motivo, el ancestro viene primero en las ceremonias religiosas.

5Y5 K1LL3R