Buscar este blog

Mostrando las entradas con la etiqueta awo. Mostrar todas las entradas
Mostrando las entradas con la etiqueta awo. Mostrar todas las entradas

martes, 1 de noviembre de 2016

Pataki: Por Qué Los Awó Pueden Tener Igbaodu (Olofin)

Olofin, al comienzo de su reinado, comía seres humanos para mantener el secreto de su corona y orunmila eleri ipin era el encargado de preparar aquellos seres para el sacrificio a olofin. Un día, cuando orunmila iba a buscar a la casa de la muerte (ile iku) la comida para olofin, se encontró con un muchacho (omokekere) y se lo llevó a olofin. Este lo recibió con agrado y le dijo a orunmila:

Ese es para mi de mayor agrado, para mantener mi ashiri ade (corona).

Entonces se ordenó reunir la asamblea de los notables de toda la tierra y se dio a conocer la ley de olofin, donde éste habí a creado al ser humano, pero que el mismo tenía que procrear para el mantenimiento de la corona de olofin en la tierra. Pero resulto que el apetito de odu se despertó y comenzó a devorar sin ton ni son a todos los niños y comenzó a extenderse por la tierra la corona de olofin, donde cada uno de los babalawos notables deseaba ceñirse dicha corona.

Ante esta situación, los seres humanos acordaron entregarle sus hijos a la muerte antes que a olofin, y éste vió con alarma como su corona no podía mantenerse. Ante esa situación, olofin le dijo a orunmila:

"Averigua que cosa sucede".

Orunmila le hizo un osode y le vió este odu, ojuani ogunda, y le dijo:

Padre, este ifá señala que hay seres con luz propia que desean superarlo. Como ya no hay en la tierra quien desee procrear para mantener su corona, yo le ofrezco en servicio a mi hijo, para que se perpetúe su corona y así se salve la humanidad.

Así lo hizo orunmila, que le entregó a su hijo en sacrificio a olofin y éste, al ver esa actitud de renunciación y de desprendimiento de orunmila, le dijo:

"Desde ahora mi corona será firme en la tierra y sólo tus hijos tendrán derecho a poseerla". Too iban eshu.

Nota: aquí nace el por qué los sacerdotes de ifá son los únicos que tienen derecho de recibir igbaodu (olofin)